miércoles, 30 de noviembre de 2016

2015 y 2016

Dos años casi desaparecida y dedicada a hacer el abanico que habrás visto en la exposición de Bochum. Es un abanico que Ulrike Voelcker diseñó para realizarlo en Chantilly y que nada mas verlo, en mi cabeza lo transformé en Duquesa Withof. Después de pedirle permiso, cambié ligeramente el diseño para que fuera factible hacerlo en Withof.
Es uno de esos trabajos que te da pena acabarlos...

domingo, 27 de noviembre de 2016

Exposición Bochum 2016

Hace exactamente quince dias que volví de Bochum. Cargada de cientos de fotos de la exposición y de un trancazo alemán que me ha dejado por los suelos. Al fin he podido organizar un poco todo para poder enseñártelo.
Este año estaba dedicada a los abanicos y....mucho más.
Para empezar un mural con 777 triángulos de distintos diseños, al que hemos contribuído alumnas de Ulrike Voelcker de todo el mundo. Entre ellas un grupo de españolas, Joaquina, Elisa, Conce, Loli, Nieves y yo, hemos puesto nuestro granito de arena para la creacción de este mural.
No se si serán capaces de encontrar los suyos. Yo, en directo, encontré uno de los míos
Justo el del centro, el de los puntos de diamante, es el mío.
Nada más entrar en la primera sala:
Unos maravillosos "velos" antigüos  de Chantilly, procedentes de las colecciones particulares de Marianne Stang, Anneliese Wienands, Pompi Parry y Ulrike Voelcker.

Es una pena que al estar protegidos con papel de celofán, las fotos aparecen con muchos reflejos. Pero creo que te haras una idea.

En otra de las salas pude disfrutar en vivo de todas las piezas del libro sobre Emilie Kruger.

Y ahora vamos con los abanicos. No sabías ni dónde mirar. Los siguientes están realizados en la actualidad. 

 

 











 

Los siguientes pertenecen a la colección privada de abanicos antigüos de Marianne Stang.








¿A que no sabes con cuál quedarte? En fin, una MARAVILLA.

lunes, 11 de abril de 2016

¿RECUERDAS ESTO?

Hace ya casi  un año.. ¡El tiempo pasa volando!. Pues ha llegado el momento de poder ver el resultado después de quitar este mar de alfileres.

Esto ha sido posible gracias a la publicación del último libro de Ulrike Voelcker "Emilie Krüger"; en él transforma los dibujos de Emilie en delicados diseños de diversos encajes: Chantilly, Guipur, Flandes, Rib and Roll, Barjac Ombrée...
El libro lo dedica a todas las mujeres que, por circunstancias económicas o sociales, no han tenido la posibilidad de desarrollar sus aspiraciones. Y principalmente a aquellas mujeres que nacieron antes que Emilie (1886-1965) que no pudieron desarrollar su vocación.
Como te puedes imaginar es un libro de gran belleza y delicadeza en su edición, a la que ya nos tiene acostumbradas Ulrike. Con unos diseños y técnica espectaculares desde el primero hasta el ultimo. Eso que dices: Ahora mismo me pongo a liar bolillos, pero...¿cuál empiezo si los quiero hacer todos?  Pues eso, ansiedad en grado sumo. Estoy segura que te impactará .
Tengo que agradecer a Ulrike Voelcker que me haya dejado participar en este proyecto, al incluir en este libro mi realización de su diseño de Barjac Ombrée. ¡¡¡¡ESTOY FELIZ!!!!

jueves, 24 de diciembre de 2015

viernes, 1 de mayo de 2015

En el mes de marzo

Estuve de nuevo con Ulrike Voelcker realizando un nuevo curso de Barjac Ombrée. He podido consultarle unas cuantas dudas que tenía. ¡Nunca se termina de aprender...!  Tengo que dar las gracias a la Asociación Austriaca de encajeras por hacerme un huequito en sus cursos y a Rocío que ha sido mi intermediaria y compañera de curso, a la que ya he nombrado oficialmente mi "manager".
Inicié un nuevo diseño, aún no publicado (creo que en el 2016 saldrá a la luz), por lo que su resultado final no te lo puedo mostrar hasta que no tenga permiso de Ulrike. Hasta entonces, te muestro el trabajo en marcha y su finalización, con el mar de alfileres que hay que utilizar, exactamente medio kilo. ¡Menos mal que iba ligera de equipaje!

domingo, 1 de marzo de 2015

Espero que...


Hayas comenzado ya el abanico de Brujas, porque yo ya lo he terminado.
Así tienes una idea de cómo queda. Como soy muy clásica, me cuesta cambiar a otro color que no sea el blanco, crudo o negro. Creo que podría quedar bien con alguna nota de color.
Para que definitivamente te atrevas con este encaje, te voy a dar algunas indicaciones para que el trabajo quede perfecto y facilitarte la realización de las vueltas.

PREPARACIÓN DEL TRABAJO
Si tu almohada no es muy dura y  como tenemos que ir bajando los alfileres, suele ocurrir que cada vez se va hundiendo más el trabajo y llega un momento en que es imposible hacer los ganchillados. Para evitar ésto, prepara una tela fuerte (tipo "retor") o incluso un fieltro denso. Coloca encima el picado. De esta forma los alfileres quedarán sobre la superficie del picado y no se hundirán.
Recuerda, si no quieres pelearte con los enganchones de los hilos en los alfileres, colocar un tapete de algodón con un agujero de unos 5 cm. Este tapete no lo fijes, debes irlo moviendo según vas trabajando, para tapar todo lo que puedas las cabezas de los alfileres .

¿CÓMO HACER LOS PICADOS DE LAS VUELTAS?
Hay dos posibilidades marcados con A, cuando un alfiler se trabaja dos veces. y B, cuando un alfiler trabaja varias veces (alfiler pivot).
PICADOS TIPO A
-Al llegar al primer picado haz el borde completo a punto entero (cruz, vuelta, cruz, vuelta, alfiler, cruz, vuelta, cruz, vuelta)







-Al llegar de nuevo al picado, da una o dos vueltas al guía y quita las del par borde. Pasa el guía por encima del alfiler, lo colocas a la izquierda del borde y  trabajas con él a punto entero.







PICADOS TIPO B
- Al llegar al primer picado trabaja con el borde a punto entero. Coloca el alfiler y pasa el guía sin trabajar por debajo del borde y continua trabajando.







- Al llegar de nuevo al interior da vuelta al guía y pasalo sin trabajar, por encima del alfiler y por debajo del par borde. Continúa haciendo esto tantas veces como necesites.







- Al llegar al interior por última vez, dale vuelta al guía, pasalo por encima del alfiler y trabaja a punto entero el borde.








 - Continúa trabajando hasta que tengas dos o o tres alfileres más. Quita el alfiler pivot y tira ligeramente del par borde hasta que los bucles se abran como un abanico.








Todo esto lo puedes aplicar en cantidad de trabajos, no sólo en este encaje. Seguro que a partir de hoy le encuentras gran utilidad.
Si tienes alguna duda, dimelo e intentaré darle solución.

domingo, 22 de febrero de 2015

Tenemos la costumbre,

al preparar los bolillos para iniciar una nueva labor, de llenarlos  todo lo que podemos. ¡Y no digamos cuando el hilo es fino!,  siempre nos parece poco. Además no se nos olvida echar la propinilla. Recuerda que es suficiente  llenar los bolillos con dos veces y media el tamaño del pañuelo. Lógicamente los pares pasivos del pie necesitarán mucho menos y los guías de las ondas o de los zig-zag algo más.
Cuando acabamos el trabajo, y no sabemos qué hacer con todo el hilo que ha quedado, es el momento de realizar esa pequeña pieza para  un broche o un encaje de hilos cortados como un Brujas.
Me habían propuesto dar un curso de este encaje en el Congreso que iba a celebrarse en Marbella. Como ya sabrás, se ha suspendido, por lo que el abanico que había diseñado para la ocasión, te lo regalo para que puedas utilizar todos esos hilos que te han sobrado del último pañuelo. Sólo espero que el próximo fin de semana no te lo encuentres fotocopiado (y vendiéndolo) en cualquiera de los puestos de ese encuentro al que vas a ir.
El diámetro interior es de 11 cm. y el exterior de unos 25,5 cm. El hilo que debes utilizar es algodón del 50/2. Si quieres ampliarlo porque tu hilo es más grueso, ten en cuenta las dimensiones del varillaje que vayas a utilizar. También, con unas sencillas modificaciones, lo puedes transformar en un bonito tapete redondo.
Me gustaría que si te decides a hacerlo me envíes una foto y la publico.  ¡ANIMATE!